Edificio del Museo Casa Natal

Imagen Casa Natal
El edificio que alberga la casa natal de Picasso está enclavado en un conjunto arquitectónico denominado Casas de Campos, llamadas así por su promotor, Antonio Campos Garín, marqués de Iznate. Campos ya se había dirigido en carta al ayuntamiento en 1867 para obtener los permisos necesarios para la construcción de estas viviendas, intentándolo por segunda vez —y aprobándose— en 1869.
 
Aunque en efecto, los planos de 1869 de estas Casas se deben al arquitecto municipal Rafael Moreno, haciéndose cargo de la construcción, en 1870, Gerónimo Cuervo, el edificio que hace esquina con la calle de la Merced —en donde vino al mundo Pablo Picasso—, ya estaba construido desde 1861, debiéndose la autoría al maestro de obras Diego Clavero, ocupando, tanto éste como el resto de la manzana, el espacio que había sido destinado al convento de Santa María de la Paz.
 
Este edificio que construyó Clavero, siguió la misma línea sencilla que, en general, le caracterizaba: huecos adintelados en los bajos que se correspondía con otros tantos en altura (tres, con fachada a la Plaza, y 7 en el lateral frente al mercado) y cornisas separando cada uno de los niveles formados por bajo y cuatro plantas.
 
Posee un zócalo de piedra en el bajo, la portada lleva un arco rebajado con recercado de mármol moldurado y una ménsula con motivo vegetal en la clave.
 
Los balcones, que decrecen en vuelo y altura hacia la parte superior, tienen arcos de medio punto en la planta principal, con vidrieras en los tímpanos y tratamientos decorativos diferenciados en las tres plantas, siendo los arcos rebajados en las plantas 2.ª y 3.ª. La cornisa tiene un considerable vuelo y está decorada con mensulones en los que alternan máscaras femeninas y mascarones. Se remata el conjunto con un ático con balconcillos antepechados cuyos arcos son rebajados.